8 consejos para ahorrar en la factura de la luz

La electricidad nos cuesta cada vez más. En los últimos años, el precio de la electricidad para consumo doméstico ha ido subiendo y todo apunta a que esta subida se seguirá manteniendo. ¿Hay alguna solución para esto? ¿Es posible ahorrar energía (y dinero) sin renunciar a un buen confort? Aquí nuestros 8 consejos para ahorrar en la factura de la luz.

1. Bombillas de bajo consumo

Reduciremos el consumo de energía y las bombillas nos durarán más tiempo. Sustituir las bombillas convencionales (mayor consumo y menor duración) por lámparas “eficientes” (proporcionan la misma luz, duran 8 veces más y suponen el un ahorro de hasta un 80% de energía).

2. Apagar todos los electrodomésticos

Es muy importante apagarlos del todo y no dejarlos en “stand by” ya que, por ejemplo, un televisor apagado simplemente con el mando supone un consumo de 15 vatios por hora.

3. Mantener la temperatura

Sustituir los radiadores eléctricos por acumuladores de calor y contratar la tarifa nocturna. Tendremos un ahorro de más del 50% en gastos de calefacción. En cuanto al aire acondicionado, se puede conseguir grandes ahorros manteniendo las persianas bajadas en las horas de sol y cuando no se esté en casa.

4. Informarnos del consumo del electrodoméstico

Antes de adquirir el electrodoméstico, es importante que consultemos en la etiqueta energética su consumo de energía. Al comprobarlo, debemos ver que a mayor eficiencia, menor consumo.

5. Poner la lavadora sólo cuando esté llena

En cada colada usamos alrededor de unos 50 litros. Sin embargo, las lavadoras de bajo consumo ahorran hasta un 70 % de agua y un 24 % de energía. Así que hay que comprobar los diferentes programas de la lavadora y escoger uno económico y corto, que siempre supone un mayor ahorro.

6. El lavavajillas es más eficiente que lavar a mano

Es verdad que el lavavajillas es uno de los electrodomésticos que más energía consume, pero el 90 % de ese consumo consiste en el proceso de calentar el agua y el 10 % restante es para girar aspas y agitar el agua. Aunque en un primer momento el lavavajillas puede suponer mayor gasto, lavar a mano con agua caliente supone un 40 % más de consumo que con el lavavajillas.

7. El frigorífico es uno de los electrodomésticos que más consume

Es importante regular la temperatura de nuestro frigorífico, ya que puede suponer hasta un 5 % más de ahorro.

8. Aislamiento de puertas y ventanas

Un buen aislamiento nos ayudará a mantener la temperatura en nuestro hogar y ahorrar hasta un 40 % del gasto de una familia en el consumo de la calefacción.

Éstas son sólo algunas de las medidas que podemos aplicar en nuestra casa para conseguir un mayor ahorro de energía y, por consiguiente, gastar menos.