El Euribor se desploma y abarata las hipotecas

El Euribor se desploma y abarata las hipotecas. Los hipotecados a los que les toque revisión verán reducirse su cuota a pagar de media en unos 124 euros al año, algo más 10 euros al mes.

El Euribor, índice al que están referenciadas la mayoría de hipotecas en España, volverá a cerrar en terreno negativo en junio. Quinto mes consecutivo ya en números rojos. Además, profundiza su caída hasta el -0,027%, su menor nivel de la historia, lo que seguirá traduciéndose en nuevas rebajas en los hipotecas.

El índice se sitúa en estos niveles después de ahondar en su descenso en tasa diaria por debajo del 0% ante el triunfo del Brexit. El Euribor ha vuelto a romper mínimos históricos en tasa diaria, al sumergirse hasta el -0,051% a falta de un día de cotización del sexto mes de 2016.

El índice cerró febrero en el -0,008%, marzo en el -0,012%, abril en el -0,010% y mayo en el -0,013%.

De este modo, las hipotecas de 120.000 euros a 20 años y Euribor+1% a las que toque revisión tendrían una rebaja en su cuota anual de unos 124 euros o algo más 10 euros al mes. Esta reducción es fruto de la diferencia de cotización con el mes de junio de 2015, cuando el indicador marcó 0,163%.

Los efectos del Brexit

Los expertos consultados explican que la tendencia a la baja del índice se fundamenta en las expectativas de que los bancos centrales incidan en sus políticas para dinamizar la economía aun con el riesgo de una «sobreintervención». Eso sí, esperan que el Euribor protagonice una «corrección de excesos» tras el hundimiento provocado por el Brexit.

La entrada en negativo del Euribor está minando los márgenes de las entidades. Recientemente, el presidente de BBVA, Francisco González, admitía que la política ultralaxa del Banco Central Europeo (BCE) está»matando» a la banca, y parece que tras el Brexit la posibilidad de subir los tipos en la zona euro se aleja aún más en el tiempo.

En este sentido, el analista de XTB Jaime Díez ha advertido de la caída del Euribor puede suponer un alivio «muy leve» para las familias y empresas frente al «extremo pernicioso» de perjudicar las cuentas anuales de los bancos.

Ante el debate de si la banca acabará pagando o no a los hipotecados, a través de una reducción del capital a amortizar, algunos bancos han anunciado que están aclarando en las nuevas hipotecas que el deudor nunca puede cobrar por el préstamo por más que el Euribor se hunda en terreno negativo.